ESTANCIA EN LA FIRA DE ALIMENTACIÓ I SALUT EN BALAGUER

Buenos días a todos,

Compartir es amar y en ello estamos 😉
Estuvimos en la feria de Balaguer apoyando a mi querido Josep Pàmies, revolucionario de gran corazón, en el que una gran cantidad de personas confían por su amor por la justicia humana y la libertad de ser responsables de nuestra propia vida a la hora de hacer con ella lo que nos apetezca.

Fue divertido pues hice una ponencia a cerca del ayuno junto a la microscopia nutricional y me dejé el microscopio 😉 cosa que intuí…pero por mi confianza que sabía que llegaría en algún momento y que todo fluiría para poder hacerlo. Después de varias vicisitudes con cables y demás llegó el momento.
Era como misión imposible pero fluir es lo que tiene acaba aconteciendo todo, desde la calma y el desafío que me conmueve.

Fue una feria muy interesante, de buscadores y artesanos que se unen y exponen sus curas desde su espíritu alquímico y su corazón sanador.
Es maravilloso como podemos desde la unión y la confianza progresar hacia el bien común y como se agudiza el ingenio para buscar alternativas no tan invasivas para el cuerpo físico.
Se presentaron muchas posiblidades para estimular el bioma humano y promover nuevas sociedades en los intestinos para poder adaptarse a lo nuevo.
Igual que es afuera, es adentro.
Así como enriquecer los suelos y el cuerpo con Ormus y recuperar nuestra querida y amada tierra que necesita de la conciencia de sus hijos para sanarse 😉

Todo está unido.
Es una feria con una maravillosa energía, donde todo se mueve y existe un gran apoyo desde la organización hacia todos los que allí nos encontramos.
Humilde, humana, sencilla, autentica, genuina, «original»..
Fue una maravillosa sorpresa encontrarme con pacientes, colegas, investigadores de energías nuevas, hermanos del alma, y con tantas y tantas personas que compartieron su tiempo con nosotros.
Fue maravilloso de verdad..desde el principio al fin..
Pasé más de cinco horas firmando libros sin parar con una expansión de corazón infinita gracias a vuestra humanidad y apoyo.
Un millón de gracias a Josep Pàmies, y a toda su gente y voluntarios que hicieron que todo fuera fácil y fluido, y sobretodo con grandes dosis de amor.
Gracias a mi buen amigo de vida Rubén que como una hormiguita va uniendo todo y a todos.
A Anna de Biosalud un ángel de Biosalud que sana tus intestinos de verdad. Y como no a Jose Luis.
El año que viene volvemos si o si.
Seguimos compartiendo, investigando, al servicio por el bien común.

Un fuerte abrazo

Cuando seamos capaces de tomarnos la libertad de nuestra mente será entonces cuando nuestro alimento se convertirá en medicina.

Abrir chat
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?